Ejército de Fernando VII

De Caballipedia
Saltar a: navegación, buscar

Organización territorial

A comienzos de 1808, el Ejército real constaba de cuarenta y cinco regimientos de infantería de línea, doce batallones de infantería ligera, doce regimientos de caballería de línea, doce de caballería ligera, cinco de artillería y uno de zapadores. Al atomizarse el poder tras la invasión napoleónica, cada junta provincial levantó su propio ejército articulado, como el francés, en cuerpos de dos divisiones de infantería y una de caballería, todas ellas a dos brigadas de dos regimientos . La artillería aportaba una batería por división y el doble por cada cuerpo, completándose este con una compañía de zapadores minadores y el tren de bagajes. Para facilitar el mando de unas unidades tan complejas, en 1810 se creó el cuerpo de estado mayor .

Organización territorial 1766

Guerra de Independencia

1808

Cuando estalla la guerra de Independencia Española (1808) se organizan los siguientes ejércitos, cada uno de ellos incluyendo los escuadrones de caballería que se especifican.

EJÉRCITO JEFE UNIDAD ESCUADRONES
Asturias Vicente Acevedo
Galicia Joaquín Blake Regimiento de Caballería Reina 2
Regimiento de Caballería Montesa 1
Brigada de Carabineros Reales 1
Extremadura José Galluzo Regimiento de Caballería Voluntarios 3
Regimiento Carabineros de María Luisa 4
Andalucía Francisco Castaños Regimiento de Caballería Príncipe 3
Regimiento de Caballería Borbón 2
Regimiento de Caballería Farnesio 4
Regimiento de Caballería España 1
Regimiento de Caballería Calatrava 3
Regimiento de Caballería Santiago 3
Regimiento de Caballería Montesa 1
Regimiento Dragones de la Reina 1
Regimiento Dragones de Pavía 4
Regimiento Dragones de Sagunto 1
Regimiento Dragones de Numancia 1
Regimiento de Cazadores "Olivenza" 1
Granada Ventura Escalante Regimiento de Caballería España 3
Regimiento de Caballería Montesa 3
Castilla Gregorio Cuesta Reales Guardias de Corps 1
Brigada de Carabineros Reales 1
Regimiento de Caballería Reina 2
Aragón José Palafox
Levante Pedro González Regimiento Dragones de Numancia 3
Cataluña Marqués de Palacio Regimiento de Caballería Borbón 2
Regimiento de Caballería Alcántara 3
Regimiento de Húsares Españoles 4
TOTAL 58

Nótese que faltan 7 regimientos:

Si aparecen, en cambio, los 4 que habían participado en la expedición a Portugal, por haberse reincorporado a tiempo:

Tras la victoria de Bailén, el rey José I Bonaparte tiene que retirarse hacia el Ebro con todo el Ejército francés, lo que propicia la instalación en Aranjuez de la Junta Suprema del Reino. Una de sus primeras disposiciones es la de crear una junta militar presidida por el general Castaños para coordinar las operaciones, pero los recelos entre sus componentes dan al traste con el proyecto.

No obstante, por RO de 2 de octubre de 1808 se dispone la reorganización de los ejércitos anteriores en otros 4:

La entrada en España de Napoleón con la Grande Armée conduce a varias derrotas españolas sucesivas hasta que, tras la batalla de Somosierra, aquel ve el camino expedito hacia Madrid, que capitula el 5 de diciembre de 1808. La Junta Suprema se traslada a Sevilla y desde allí procede a dictar normas para reorganizar los ejércitos:

  • Izquierda: tras la derrota de Espinosa de los Monteros, se refugia en León, donde se hace cargo del mando el marqués de la Romana. Perseguido por los franceses, tiene que replegarse hasta Pontevedra con apenas 7.000 hombres.
  • Centro: derrotado en Gamonal y Tudela, queda totalmente desarticulado. Las tropas extremeñas se retiran desordenadamente a su región, siendo Galluzo relevado por Cuesta. Las andaluzas se concentran en Cuenca, relevando el duque del Infantado a Castaños.
  • Derecha: resulta menos afectado por los acontecimientos, limitándose a combatir en acciones sueltas.
  • Reserva: tras la derrota de Tudela se encierra en Zaragoza, donde se bate valientemente hasta la capitulación de la plaza el 19 de febrero de 1809.

1809

A comienzos de 1809 la desorganización del Ejército español es absoluta, aunque se compensa con el levantamiento de numerosas unidades de voluntarios. El ejército del centro se divide en dos:

Tras la derrota de Uclés, Infantado es sustituido por Cartaojal, quien será a su vez derrotado en Ciudad Real. Refugiado en Despeñaperros se hace cargo del mismo Venegas. Una división mandada por Alburquerque (incluyendo al Regimiento de Caballería Reina) se incorpora al ejército de Extremadura. Para compensarla, se reciben algunos cuerpos del antiguo ejército de Granada:

Las desavenencias entre los generales españoles y el duque de Wellington contribuyen a las derrotas de Talavera y Almonacid, tras las que se retiran de nuevo a Sierra Morena. En septiembre hay una nueva reorganización, que no impide una nueva derrota en Ocaña, dejando el paso expedito para la invasión de Andalucía. En esta ocasión las fuerzas españolas están mandadas por el teniente general Juan Carlos Areizaga e incluyen 7 divisiones de infantería y 4 de caballería, mandadas conjuntamente por Manuel Freire y compuestas por un total de 5.766 jinetes:

Por su parte, el ejército de la izquierda, refugiado en Orense, se reorganiza en 4 divisiones, dispersas por todo el Cantábrico. El marqués de la Romana es nombrado vocal de la Junta Central, por lo que en agosto entrega el mando al duque del Parque. Este había reunido otra división en Ciudad Rodrigo que, junto a la de caballería mandada por el príncipe de Anglona (Borbón, Sagunto, Granada, Llerena), suman 28.000 hombres. Con estas fuerzas vencen a los franceses en la batalla de Tamames pero son derrotados en Alba de Tormes. Los supervivientes se acantonan entre Cáceres y Salamanca.

El ejército de la derecha recoge a los escasos supervivientes del segundo sitio de Zaragoza y en abril es puesto bajo las órdenes de Blake. Este vence a finales de mayo en Alcañiz y un mes después se reorganiza en 3 divisiones de infantería y una brigada de caballería mandada por Juan O'Donojú y compuesta por:

Sin embargo, en junio es derrotado en María y Belchite, quedando su ejército prácticamente disuelto. Blake pasa entonces a Cataluña, donde organiza varias legiones de voluntarios con las que fracasa en socorrer a Gerona. Entre sus fuerzas se encuentran:

1810

Al comenzar 1810 toda España se encuentra en poder de los franceses, a excepción de algunas partes de Galicia, Murcia y la plaza de Cádiz. Los tres ejércitos vuelven a estar completamente desorganizados.

El ejército de la derecha se compone de 14 regimientos de infantería de línea, 3 suizos, 2 de granaderos y 7 batallones ligeros, todos ellos muy maltrechos y escasos de hombres, por lo que la Junta emprende una reagrupación.

El ejército de la izquierda se divide en dos grupos:

  • Galicia y el Bierzo: unos 12.000 hombres sin apenas caballería;
  • Extremadura y Castilla la Vieja: 15.000 infantes y 3.000 jinetes.

El ejército del centro, tras ver invadida Andalucía en menos de un mes, es dividido por Blake en dos núcleos.

El primer núcleo, mandado por el duque de Alburquerque, se refugia en Cádiz, contribuyendo eficazmente a su defensa. Incluye 3 divisiones de infantería y la 1ª División de Caballería, mandada por Santiago Wittingham y compuesta por 333 oficiales, 2.469 de tropa y 1.266 caballos, articulados en:

El segundo núcleo se retira a Murcia con 3 divisiones de infantería y 2 de caballería, esta última compuesta por regimientos provisionales organizados a partir de escuadrones sueltos de los regulares:

1811

A finales de 1810 la falta de cohesión entre los ejércitos es total, por lo que la Regencia dispone el 16 de diciembre una nueva reorganización que no se llevará a cabo hasta comienzos de 1811.

El 1º ejército (Cataluña), mandado por el duque del Infantado, luego Luis Lacy, incluye solo una unidad de caballería:

  • Húsares de Cataluña

El 2º ejército (Valencia y Aragón), mandado por el marqués de Coupigny, luego Blake, incluye:

El 3º ejército (Alicante, Murcia, Albacete, Jaén y Granada), mandado por Nicolás Mahy, incluye 2 divisiones de caballería:

El 4º ejército (Cádiz), mandado por Manuel Lapeña, luego Coupigny, incluye:

El 5º ejército (Castilla y Extremadura), mandado por Francisco Castaños, incluye:

El 6º ejército (Galicia, León, Asturias y la ribera castellana al norte del Duero), mandado por Francisco Abadía, incluye:

El 7º ejército (Cantabria, Vascongadas, Navarra, La Rioja, Burgos), mandado por Gabriel de Mendizábal, incluye:

  • Brigada de Caballería de Campos;
  • Regimiento Húsares de Cantabria;
  • Regimiento Húsares de Iberia;
  • Regimiento Húsares de Navarra;
  • Regimiento Húsares de Burgos;
  • Escuadrón de Húsares de Vizcaya;
  • Escuadrón de Húsares de Álava;
  • Escuadrón de Húsares de La Rioja;
  • Escuadrón de Húsares de La Bureba;
  • Escuadrón de Húsares de Castilla.

1812

Durante todo 1812 se mantiene, en teoría, la organización anterior, aunque las vicisitudes de la guerra obligan a la Regencia a variarla ligeramente a fin de lograr una mayor operatividad de las unidades. Finalmente, por RO de 4 de diciembre de 1812 se adopta una nueva organización.

La primera medida es la de suprimir el 7º Ejército y recuperar las tradicionales demarcaciones territoriales, bajo el mando de su respectivo capitán general. Se constituyen, por tanto, 4 ejércitos de maniobra y 2 de reserva, cada uno de ellos con un número proporcional de unidades que no pueden mudar de destino. También se prohíbe expresamente la formación de nuevos cuerpos. La composición es la siguiente:

1813

La RO de 21 de enero de 1813 modifica ligeramente la de 4 de diciembre de 1812. Se articulan los siguientes ejércitos:

EJ JEFE DEMARCACIÓN
Primero Francisco de Copons y Navia Cataluña y Aragón a la derecha del Ebro (sic)
Segundo Francisco Javier Elío Valencia, Murcia y Castilla la Nueva
Tercero Duque del Parque Jaén y Granada
Cuarto Francisco Javier Castaños Extremadura, Castilla la Vieja, León, Galicia y Asturias
Reserva Conde del Abisbal Córdoba, Sevilla y Cádiz

Restauración borbónica

1815

El 2 de marzo de 1815 Napoleón consigue evadirse de su destierro en la isla de Elba y desembarca en Francia, sembrando la alarma por toda Europa. Cien días después, tras la derrota de Waterloo, los ingleses lo confinan definitivamente en Santa Elena. Sin embargo, este suceso obliga a reforzar la frontera pirenaica para evitar lo sucedido en 1807. Con tal motivo se crean 3 ejércitos de observación integrando a las unidades desplegadas en la zona al acabar la guerra. La caballería contribuye de la siguiente forma:

EJÉRCITO JEFE REGIMIENTO GUARNICIÓN
Cataluña Castaños Regimiento de Caballería Infante Valladolid
Regimiento de Caballería Lusitania Ciudad Real
Regimiento de Caballería Almansa Zaragoza
Regimiento de Caballería Olivenza Palencia
Aragón Palafox Regimiento de Caballería Príncipe Alcañiz
Regimiento Lanceros de Castilla Córdoba
Navarra/Guipúzcoa Conde del Abisbal Regimiento de Caballería Algarve Salamanca
Regimiento Húsares de Extremadura Burgos

Para reforzar a los tres ejércitos de observación citados anteriormente, por RO de 15 de junio de 1815 se crea un cuarto ejército de reserva, compuesto por dos divisiones de infantería y otra de caballería, esta última compuesta por:

El reglamento que se promulga el 10 de agosto de 1815 hace una nueva distribución de las comandancias militares por capitanías generales:

GALICIA CASTILLA LA VIEJA ARAGÓN CATALUÑA BALEARES
Santiago Oviedo Zaragoza Barcelona Mallorca
Coruña Santander Huesca Lérida
Lugo Valladolid Daroca Gerona
Orense Palencia
Burgos
Soria
Ávila
Segovia
León
Zamora
Toro
Salamanca
EXTREMADURA CASTILLA LA NUEVA ANDALUCÍA GRANADA LEVANTE
Cáceres Madrid Sevilla Málaga Valencia
Badajoz Toledo Cádiz Guadix Alicante
Ciudad Real Córdoba Castellón
Cuenca Jaén Murcia
Guadalajara

Se mantienen 3 de las 4 comandancias independientes anteriores, al integrarse Asturias en la capitanía de Castilla la Vieja:

  • Guipúzcoa;
  • Campo de Gibraltar;
  • Canarias.

1816

La principal enseñanza que se extrae de la guerra de Independencia Española, es la necesidad de articular el Ejército en divisiones y brigadas permanentes, de forma análoga a como se venía haciendo en Francia y otras potencias europeas. Por ello, el 2 de junio de 1816 se publica un reglamento que atañe únicamente a la infantería y caballería, pues la artillería y los ingenieros quedan sujetos a la determinación del capitán general de la región respectiva, quien debe determinar la asistencia de los cuerpos de su guarnición a maniobras y ejercicios. En el título II se determina lo siguiente:

1817

El 21 de abril de 1817 se nombran un inspector general de caballería y 3 subinspectores, a cuyo cargo se encuentran los cuerpos de guarnición en el distrito correspondiente:

CARGO JEFE PLAZA DISTRITO
Inspector general MC Diego Ballesteros Madrid Castilla la Nueva
1º subinspector BG José Marrón Valladolid Castilla la Vieja
Galicia
Asturias
Vascongadas
2º subinspector MC Francisco Ferraz Valencia Valencia
Murcia
Navarra
Cataluña
Mallorca
3º subinspector MC Joaquín Zea Córdoba Andalucía
Campo de Gibraltar
Extremadura

1822

El 27 de enero de 1822 las cortes constitucionales decretan la división del territorio español en distritos militares. Los nuevos límites difieren ligeramente de los anteriores:

DM 1 DM 2 DM 3 DM 4 DM 5 DM 6 DM 7
Madrid Coruña Valladolid Burgos Álava Zaragoza Barcelona
Toledo Lugo Ávila Palencia Vizcaya Huesca Lérida
Ciudad Real Orense León Soria Guipúzcoa Teruel Gerona
Cuenca Vigo Zamora Segovia Pamplona Calatayud Tarragona
Guadalajara Villafranca Salamanca Santander Logroño
Oviedo
DM 8 DMT 9 DM 10 DM 11 DM 12 DM 13
Valencia Granada Sevilla Cáceres Baleares Canarias
Alicante Málaga[1] Cádiz[2] Badajoz
Castellón Jaén Córdoba
Murcia Almería Huelva
Játiva
Chinchilla

Fernando VII siempre se mostró reacio a mantener grandes unidades en tiempo de paz para minimizar la probabilidad de pronunciamientos, pero no pudo evitar el de Riego con los refuerzos concentrados para ultramar. En 1823 se produjo una segunda invasión francesa y el Gobierno liberal huyó a Sevilla llevando prisionero a un monarca resentido. Cuando fue liberado, disolvió todo el Ejército por haber jurado la Constitución y el 5 de abril de 1824 levantó otro purificado. La nueva Guardia Real constituía de facto un cuerpo de ejército con una división de infantería regular, otra provincial y una de caballería.

Referencias

Notas

  1. Incluye los presidios menores.
  2. Incluye Ceuta.

Bibliografía

  • Clonard, Serafín María de Sotto Langton, conde de. Historia Orgánica de las armas de infantería y caballería españolas. D. B. González.
    • Tomo VI: Carlos IV a Fernando VII. 1854.
  • Giménez González, Manuel. El Ejército y la Armada. Ministerio de Defensa, 1862/1982.
  • Gómez Ruiz, Manuel y Vicente Alonso Juanola. El Ejército de los Borbones. Ministerio de Defensa.
    • Tomo V (3 vol.): Fernando VII. 1999-2002.
  • Martínez de Merlo, Jesús y Juan Álvarez Abeillhé. La heráldica y la orgánica de los reales ejércitos. Ministerio de Defensa. 2015.
  • O'Donnell, Hugo (coord.). Historia Militar de España. Laberinto.
    • Tomo IV: "Edad Contemporánea", V1: "Siglo XIX". 2015.

Webgrafía

Navegación

ARTÍCULO ANTERIOR ÍNDICE ARTÍCULO SIGUIENTE
Ejército de Carlos IV Ejército metropolitano Ejército de Isabel II